TARDE CON BRILLO DE LUNA

luz-luna

TARDE CON BRILLO DE LUNA

El Matador la pasó mal en el segundo tiempo, cuando el partido parecía controlado y con una leve ventaja a favor, Aldosivi igualó sorpresivamente y controló las acciones hasta el minuto final. En el descuento el Chino Luna frotó la lámpara por segunda vez en la tarde y le dio la victoria a Tigre con un remate desde los 12 pasos. Con el receso copero, el conjunto de Alfaro tendrá tiempo para mejorar y encarar el segundo semestre en condiciones de dar batalla.

 

El encuentro de la fría tarde de lunes no tuvo un desarrollo vistoso ni mucho menos, sin embargo contó con la emotividad del final, la que plantó de alegría el alma Matadora. Aldosivi se presentaba en el José Dellagiovanna con un juego defensivo trabajado y difícil de someter. Para Tigre, los intentos por doblegar el arco de la visita fueron en vano durante los primeros minutos del primer tiempo. Reiteradas incongruencias en ataque fueron llevando al equipo de Alfaro a la desesperación por conseguir el desnivel, aumentando minuto a minuto los errores y la impotencia de cara al arco rival.

Tras un primer cuarto de hora de juego espeso y lejos de las áreas el juego cayó en intensidad. Tuvieron que pasar 34 largos minutos para que la valla de Aldosivi encontrase su caída. En una jugada gestada por derecha, con Marcelo Larrondo (luego reemplazado por Sebastián Rincón), como ideólogo se sacó 2 rivales de encima y mandó un preciso centro para que Carlos “el Chino” Luna, con un disparo cruzado, inflase la red.

En la segunda parte, los visitantes intentaron en repetidas ocasiones crear oportunidades sin éxito, haciendo revolcarse en más de una a Javi García. Al cumplirse 5 minutos, los comandados por Fernando Quiróz pudieron encontrar, en una jugada confusa que dejó a José Sand de cara al arquero de Tigre, el empate inesperado para Aldosivi.

Con la igualdad a cuestas, el Matador siguió intentando con más intensidad pero con muy poca claridad y tranquilidad para pensar el juego, desaprovechando la superioridad numérica obtenida desde el primer tiempo (Jonatan Galván fue expulsado a los 43’PT). Durante esos momentos de turbulencia fue cuando ingresaron Kevin Itabel y Alexis Castro para aglomerar gente en ataque, sin encontrarle la vuelta hasta el penal pitado en el segundo minuto adicionado.

Fue una jugada que arrancó desde un centro desde la esquina derecha, en la que hubieron varios despejes en el área de Aldosivi hasta que el balón dio en el brazo del defensor Matías Lequi, cuando el árbitro Fernando Rapallini sancionó penal. El encargado de darle el triunfo a Tigre fue, ni más ni menos que el un Chino iluminado, quien golpeó fuerte y cruzado para que la redonda duerma junto a un palo, engañando la estirada del arquero Pablo Campodonico. El grito de alivio estalló en el campo de juego en medio de una explosión de alegría en el banco de relevos y en las tribunas.

Tigre no jugó bien, no se destacó en ninguno de sus aspectos, más bien fue impotente y dubitativo a la hora de proponer y llevar a cabo su estrategia. Es bueno saber que aún así se ganó, se sumó y se volvió a los puestos altos del torneo doméstico. Ahora toca descansar y pensar en mejorar para pelear en serio lo que resta en la segunda mitad del año.

 

>LA FICHA DEL PARTIDO

 

Redacción: Fernando Viale

Fotos: Carlos Borgonovo

www.catigre.com.ar