SIN FINAL FELÍZ

sinfinalfeliz2

SIN FINAL FELÍZ

El Matador jugó un segundo tiempo como hacía mucho que no se daba y lograba dar vuelta un partido complicado ante un San Lorenzo que había pegado primero, sin embargo en tiempo de descuento el visitante encontró la igualdad definitiva y lo que se encaminaba para ser la primera victoria en casa fue un 2 a 2 con más bronca que satisfacción. Los goles de Tigre los convirtieron Matías Pérez García y Ariel Nahuelpan, ambos en el complemento.

El partido de esta noche ante San Lorenzo, en Victoria, debía ser una bisagra para revertir la actualidad de este Tigre, que sumido en un preocupante déficit goleador y ahora se sumando los rumores de la semana con respecto a la continuidad del DT, debía dar un giro esperanzador. De todas formas la hinchada del Matador se hizo presente en gran número colmando populares y plateas en el José Dellagiovanna con el calor de siempre.

En el campo y con un plateo un tanto más ofensivo con respecto al último utilizado en Santa Fe, el equipo que dirige Fabián Alegre presentó a Facundo Sánchez, a Gabriel Peñalba y a Sergio Araujo nuevamente como titulares, como para ofrecerle otro aire a este Matador que necesitaba sumar de a tres.

Al igual que en el partido ante Colón, fue el rival el que consiguió la ventaja en horas tempranas, ya que a los 4 minutos de juego San Lorenzo sorprendió con un remate de Ángel Correa, casi sobre el punto del penal y tras un error defensivo del Matador, para dale el 1 a 0 parcial a los de Bauza.

La conquista del visitante hizo que todos los planes que tenía Tigre para con el partido se debieran quemar rápidamente y buscar otra respuesta. Aunque fueron los dirigidos por Alegre los que tuvieron la pelota durante el primer tiempo no supieron que hacer con ella y se fueron al descanso con la bronca e impotencia de no poder con un rival que hasta ahí solo hizo el primer gol.

En el complemento la cosa no parecía cambiar hasta que se movió el banco. La inclusión de Lucas Wilchez, a los 17’ del segundo tiempo por el capitán Ramiro Leone, le otorgó a Tigre más y mejor salida por la banda izquierda, esa que antes supo explotar San Lorenzo con Emmanuel Más y Leandro Romagnoli. Con Wilchez aparecieron las sociedades con Matías Pérez García, Gabriel Peñalba y Ariel Nahuelpán (ingresó en el primer tiempo por el lesionado Pablo Vitti) y con estas sociedades el equipo comenzó a llegar con asiduidad al arco defendido por Torrico.

Un minuto después de la entrada de Wilchez, por la banda izquierda el oriundo de La Plata lanzó un centro que logró peinar Nahuelpán y que quedó en los pies de Matías Pérez García. El 10 la paró, la acomodó y la clavó en el ángulo más lejano del arco defendido por Sebastián Torrico.  La igualdad le ponía otro condimento al partido aunque hasta ese momento el Matador había hecho poco para merecerla.

Ya a los 41 y con un Tigre sumido en el papel de protagonista y con más ganas que buen juego apareció otra vez Wilchez por la izquierda logró meter un centro en forma de pase para la entrada en soledad de Ariel Nahuelpán para que el “pelado” colocase el 2 a 1 que parecía definitivo.

El desahogo por haber llegado a dar vuelta el resultado ante un grande, en Victoria, donde por primera vez en el torneo se pudo gritar uno y hasta dos goles, duró hasta el final. Pero el final no iba a ser el más felíz para Tigre porque ya en tiempo de descuento el volante de San Lorenzo, Emmanuel Mas, conectó de cabeza un centro lejano y puso el 2 a 2 que cerró definitivamente el partido.

 

LA FICHA DEL PARTIDO

 

 

Redacción: Fernando Viale

Fotos: Carlos Borgonovo

www.catigre.com.ar