SENSACIONES ENCONTRADAS

estudiantes 1 tigre 1

SENSACIONES ENCONTRADAS

Cuando la pelota comenzaba a rodar en el Julio Humberto Grondona, donde Estudiantes de la Plata era local, con una temperatura altísima, cualquier hincha de Tigre hubiera dicho: “No está mal un empate acá, eh?”. Y sí, más allá del del historial de los últimos diez partidos donde Tigre ganó seis y Estudiantes sólo dos, el equipo dirigido por Nelson Vivas aspiraba a lograr un triunfo. Como siempre, Estudiantes LP es un equipo complicado y más de visitante.

En los primeros minutos del encuentro, como era de esperarse, el Pincha tomó la iniciativa. Manejaba el balón, llegando con varios hombres en cercanías del área de Tigre y al equipo de Camoranesi le costaba adueñarse del balón, no sólo para generar juego sino también para cortarle la iniciativa a Estudiantes. A los 15 minutos, tras un fuerte foul de Rodrigo Erramuspe sobre Barbona, Patricio Loustau no dudó y expulsó al defensor con roja directa, dejando a Tigre con diez jugadores.

Juan Carlos Blengio ingresó en reemplazo de Sebastián Balmaceda con el objetivo de acomodar las piezas. Fede González y Sebastián Rincón se retrasaron unos metros para auxiliar a los volantes lo que le hizo perder profundidad al equipo. Pero las complicaciones seguirían incrementándose,  y a los pocos minutos Erik Godoy, que ocupó un puesto en la zaga central, se retiró lesionado por una contractura en el aductor. En su reemplazo ingresó Ezequiel Girigliano y Lucas Pittinari ocupó el lugar de marcador central.

Parecía que la mano venía torcida. Estudiantes seguía manejando el partido. Tigre se acomodaba defensivamente y le cerraba los caminos al Pincha qué insistía pero no creaba situaciones de real peligro, salvo una muy clara que Gastón Fernández desperdició debajo de los palos. Los primeros 45 minutos se esfumaban, Estudiantes seguía chocando y Tigre no generaba peligro en el arco de enfrente.

No fueron muy distintos los minutos iniciales del segundo tiempo. Daba la sensación que la premisa de Tigre era no desconcentrarse e ir con alma y vida a cada pelota disputada. El empate no estaba mal. Pero a los 20 minutos, una jugada aislada que nació sobre el sector izquierdo tras un pase de Fede González para Sebastián Rincón, éste dejó a Schunke en el camino y habilitó con claridad a Fede González, quién ingresó al área grande y con un fuertísimo remate clavó el balón en el ángulo dejando sin chances a Sappa.

Tigre arriba. Inmerecido? Es difícil saberlo. En el fútbol también hay que saber defender, adaptarse a los contratiempos y aprovechar las oportunidades. Tigre tuvo una y la aprovechó. Pero parece ser que la felicidad nunca puede ser completa porque 12 minutos más tarde Estudiantes logró el empate que sería definitivo. Una jugada que nació de un tiro de esquina, Desábato zafó de su marca y disparó un remate flojo que se le escurrió de las manos a Javi García.

El empate envalentonó a Estudiantes sobre el final. Un remate en el palo casi deja a Tigre con las manos vacías. Pero los minutos pasaban, Tigre se refugiaba y hacía estéril cualquier intento del rival. Todavía quedaba tiempo para el ingreso de Kevin Itabel, quien reemplazó al 9 goleador. El final acechaba y Tigre se iba satisfecho con el empate.

Como conclusión, Estudiantes LP fue quien más hizo rodar el balón y quien más situaciones de gol generó. Pero el fútbol no se analiza sólo por eso. Tras la temprana expulsión de Erramusmpe, el DT Mauro Camoranesi  supo replantear bien el partido. Se defendió muy bien. Fue efectivo. Firme. Se sobrepuso a los contratiempos. Y eso vale.

 

www.catigre.com.ar