PIRATAS DE VICTORIA

PIRATAS DE VICTORIA

El Matador se hizo con el tesoro del triunfo, ante Belgrano en Córdoba, a lo Tigre, sobre la hora. Tras un primer tiempo para el olvido y en desventaja desde el arranque, Tigre sacó sus garras para dar vuelta el encuentro por 2 a 1, gracias a los goles de Facundo Bertoglio y de Sebastian Rincón.

 

El equipo no venía del todo derecho y el fútbol bien jugado aparece a cuentagotas en los últimos encuentros. Para muchos rivales esta es una debilidad explotable y a veces lo hacen sentir, pero esto es Tigre. Sufrimiento y garra. Cuando el juego no sale aparece el extra para decir presente. Al igual que ante Defensa y Justicia, en Victoria, esta vez el Matador esperó hasta el final del encuentro para dar su mejor zarpazo.

No arrancó nada bien. Al minuto de haber puesto a rodar la pelota, los dirigidos por Gustavo Alfaro, ya sufrían el 0-1 a favor de Belgrano, por parte de Lucas Zelarrayán quien madrugó a todos. Entre intentos de rechace y varios rebotes, la redonda la capturó el delantero local y puso la ventaja transitoria.

Durante el primer tiempo el futbol y las chances de gol fueron todas de Belgrano. El Matador estuvo siempre al borde de la segunda caída de su valla ya que no podía cortar el asedio continuo de un equipo que en casa siempre es complicado.

Sin embargo, a los de Victoria le quedaba el complemento para mostrar de qué está forjado.  Primero tuvo que cambiar, mover el banco para renovar el aire. Fue así como ingresaron Facundo Bertoglio, primero, y Sebastián Rincón, después, en un gran acierto por parte del DT.

A esta película de piratas le faltaba la mejor parte, la que el bueno se lleva todo. Y fue Tigre el que se quedó con el cofre del tesoro dándole vuelta la conquista a Belgrano. Primero empató Bertoglio, a los 29 minutos del segundo tiempo, quien definió cruzado tras recibir una exquisita asistencia por parte de Facundo Sánchez.

Y sobre el final, la hora del héroe llegó en el momento esperado. Todo pirata tiene a su “Perla Negra” y Tigre no fue la excepción. Sebastián Rincón se anotó, a falta de 1 minuto para que el rodaje llegara a sus créditos, con el de la victoria. Joaquín Arzura lo vio como referencia en el área y hasta ahí llegó su asistencia, al colombiano solamente le quedaba pelearla contra un defensor y ante la salida del arquero Heredia definió por abajo sellando el triunfo en la Docta.

Sin mostrar un gran fútbol, otra vez se ganó a lo Tigre y donde más cuesta, en rodeo ajeno. Que el arco se abriese y que los cambios sean una bendición para el equipo fueron las claves de una película que terminó con final feliz.

 

>LA FICHA DEL PARTIDO

 

Redaccion: Fernando Viale

Fotos: Carlos Borgonovo

www.catigre.com.ar