PASO EN FALSO

tigre-0---defensa-2

PASO EN FALSO

Tigre llegaba a este partido frente a Defensa y Justicia con las ilusiones intactas, luego del trabajado empate frente a Estudiantes el pasado jueves en Sarandí. Pero se fueron desvaneciendo cómo pompas de jabón. Es que este dos a cero en contra duele más por el juego que por el resultado. Tigre nunca le pudo encontrar el rumbo al partido. No logró crear más que una situación de peligro concreto. Por eso resultaría estéril cualquier discusión sobre el resultado final.

Ya desde el inicio del encuentro, el equipo de Varela, mostró un interesante manejo del juego, sobre todo desde su mediocampo, apoyado en el juego de Guido Rodríguez y Martínez, que ganaban la pulseada en la mitad de la cancha, generando juego que alimentaban a los dos peligrosos atacantes y goleadores del Halcón . Si bien no llegaba con demasiado peligro, la iniciativa era casi exclusividad del visitante. Mientras tanto Tigre quería y no podía. No encontraba generar juego, que casi siempre nace en los pies de Lucas Wilchez, que le permitiera a Rincón y a Fede González generar riesgo en el arco rival. Así transcurrían los minutos, sin demasiado trabajo para ambos arqueros, hasta que una muy buena combinación de pases rápidos y cortos, aprovechando el desconcierto de la defensa de Tigre, una muy buena habilitación de Stefanelli deja a Bordagaray sólo frente a Javier García, que nada pudo hacer frente al delantero y Defensa que se ponía arriba en el marcador. Quedaban diez minutos para culminar el primer tiempo y la esperada reacción de Tigre no llegaba.

El inicio del segundo tiempo trajo dos cambios en Tigre, Itabel por Wilchez y Piriz por Menossi. Daba la sensación en eso primeros minutos que el equipo de Camoranesi despertaba de su letargo. Pero fue apenas un espejismo. Una muy buena tapada del arquero Arias, tras un potentísimo remate de Sebastián Rincón, fue la única jugada de peligro que tuvo a su favor. Luego Tigre volvió a su desconcierto. Las muy buenas atajadas de Javier García, le daban aire a Tigre para intentar revertir la historia. Pero sólo lo pudo sostener hasta los 31 minutos, cuando un rechazo defensivo encontró desequilibrada a la defensa de Tigre y atento a Bordagaray  quien envió un centro encontrando, llamativamente sólo, a Stefanelli y con remate alto sentenció el definitivo dos a cero.

No quedaba tiempo ni juego para revertir el resultado. Sólo un gol bien anulado a Blengio y a esperar el final. El resultado golpeó. El juego no apareció. Era una buena oportunidad para comenzar a afianzarse en el campeonato y revalidar los empates conseguidos de visitante. Nada de eso ocurrió. Pero el fútbol siempre brinda otras oportunidades y esta llegará el próximo lunes, cuando el equipo de Camoranesi enfrente a Temperley en el sur y comenzar a demostrar que lo de hoy fue sólo un paso en falso.

 

www.catigre.com.ar