PARA TOMAR ENVIÓN

tigre-2-sarmiento-0

PARA TOMAR ENVIÓN

Había que ganar y se ganó. No quedaban demasiadas dudas ante el compromiso de anoche frente a Sarmiento de Junín. Es que más allá de la notoria mejoría del equipo en los últimos encuentros, a pesar de la última derrota frente a Unión en Santa Fe, la victoria era urgente. Y lo que se transformaba casi en una obligación, Tigre lo hizo realidad en el campo de juego.

La visita del equipo juninense, transformada en el clásico de la fecha, traía sus propias urgencias en la necesidad de sumar para escapar del descenso y la casi obligación de Tigre por sumar de a tres.

Tigre presentaba el dibujado táctico ya conocido desde la llegada de Pedro Troglio, el clásico 4-3-3, una linda apuesta con tres delanteros. Pero no llegaba a generar peligro en el arco de la visita. Era lógico el planteo propuesto por Caruso, como premisa mantener el cero, cosa que complicó a las aspiraciones de Tigre, ya que no encontraba espacios para generar juego, ni tenía peso ofensivo, más allá que lo intentaba permanentemente.

El Japo Rodríguez intentaba crear ese juego desde la mitad del campo, pero quedaba aislado de los delanteros y lo obligaba a recurrir al pelotazo que muchas veces quedaba sólo en eso. Por lo tanto no lograba generar peligro a una defensa que se hacía fuerte sobre todo en el juego aéreo.

Sin embargo, Tigre tuvo una muy clara en los pies de Lucas Janson, tras una muy buena jugada de Rodríguez, que habilitó al delantero dentro del área, y su remate recorrió el frente del arco visitante.

Mientras tanto Sarmiento esperaba y no conseguía inquietar a Javi García, sólo un remate de Ferracutti, desde afuera del área, que pasó cerca del palo izquierdo fue lo más peligroso del equipo de Junín. Así transcurría el primer tiempo, sin mucho para destacar.

La segunda parte no mostraba diferencias en cuanto a las pretensiones de ambos equipos. Tigre comenzó a buscar el arco contrario con mucha más decisión y más se cerraba, defensivamente, el equipo de Caruso. Pero la decisión de Tigre tuvo su premio. Ya había avisado, apenas comenzado el segundo tiempo, cuando una palomita del Chino Luna, se fue apenas desviada.

Y apareció el gol. Un excelente pase de Fede González, en cortada entre los defensores del verde, dejó a Lucas Janson sólo frente al arquero que definió con un toque bárbaro y Tigre comenzaba a justificar el triunfo.

El 1 a 0 tranquilizaba al matador y obligaba a Sarmiento a salir de su mezquindad. Aparecieron los espacios para que el dominio local y las llegadas comenzaron a hacerse más frecuentes. Lo tuvo Fede González en un centro que no pudo conectar. Las llegadas se multiplicaban y el segundo gol no tardó en llegar. Una muy buena llegada de Janson por la izquierda, habilitó a Japo Rodríguez que llegaba pisando el área y el exquisito remate del uruguayo dejó sin chances a Trípodi.

El triunfo estaba asegurado. Tigre dominaba con tranquilidad y Sarmiento caía fruto de sus limitaciones. Los cambios, casi puesto por puesto, aportaron oxígeno al equipo de Troglio. El partido se iba cómo había comenzado, con Tigre buscando el arco el arco de enfrente y Sarmiento preso de sus limitaciones y urgencias.

Un triunfo justo, que le permite a Tigre llegar a los 13 puntos y cosechar el segundo triunfo en esta era Troglio. No es poco, pero los jugadores, el técnico y la gente quieren más.

 

www.catigre.com.ar