OTRA NOCHE MÁS SIN VERTE…

OTRA NOCHE MÁS SIN VERTE…

Porque fue otra noche sin ver un triunfo. Sin ver una buena actuación del equipo. Sin ver los tres puntos en disputa. Y esta noche de otra derrota pegó fuerte. Tigre llegaba al partido frente a Banfield con la necesidad y urgencia de volver al triunfo. Más allá de la derrota frente a Colón el lunes pasado, las expectativas estaban puestas en lo que insinuaba más que en los resultados y por esa razón se esperaba un triunfo que revitalizara y colocarlo nuevamente en ese camino de la tranquilidad que trae sumar de a tres.

Pero otra vez con las manos vacías y en esta oportunidad sin poder tener la chance de pensar que otro pudo haber sido el resultado. El taladro fue un justo ganador, sin demasiado, eh? porque a pesar de los merecimientos, más en el control del juego que en situaciones de peligro. Y solo con eso le bastó porque el partido fue demasiado mediocre como para pensar en situaciones de gol.

Algunos cambios tácticos y otros por lesiones presentaba hoy el equipo de Sava. Olivier Benítez por Paulo Lima que ocupó un lugar en el banco de suplentes cómo Rincón que fue suplantado por Ramón Mierez, no así el ingreso de Emiliano Ellacopulos por Alexis Castro que sufrió un esguinse de rodilla. Cambios que no pudieron revertir el destino del resultado final.

Un primer tiempo sin emociones casi. Muy poco para ver, por el lado de Tigre solo un remate de Sosa que se fue cerca del palo derecho de Hilario Navarro, una muy buena tapada de Javi García en un mano a mano, un cabezazo de Cvitanich en el travesaño  y el gol de Bertolo a los 44 minutos. Un centro desde la derecha del ataque banfileño, la pelota que recibe Sperdutti dentro del área y le gana en el giro a Benítez, el centro rasante que cruza el área sin que pueda despejar Godoy, la llegada libre de Bertolo y su remate bajo que no pudo ser trabado por Galmarini vence a García. Se terminaba el primer tiempo y la angustia de otra derrota crecía en Victoria.

Nada nuevo se vería en los segundos 45 minutos. El equipo de Falcioni, desarrollaba a la perfección su juego. Le daba la posibilidad del manejo del balón a Tigre, pero se replegaba prolijamente sin dejarle un solo resquicio al matador para generar peligro cerca de su área. Tigre intentaba con más ganas que fútbol. Sava ponía toda la carne al asado con el ingreso de los tres delanteros que tenía de relevo: Gurri, Rincón y el juvenil Spinelli, pero nada cambiaría. Tigre se ahogaba en su impotencia. Banfield tuvo la chance de estirar a dos la ventaja, cuando luego de una mano de Olivier Benítez y el posterior cobro del penal, Brian Sarmiento que la pica y la pelota que da en el travesaño. Recibe el rebote y define de cabeza pero es anulado por la muy buena decisión del árbitro Tello.

Por su parte Tigre sólo generó una sola jugada de riesgo en los pies de Erik Godoy cuyo remate fue muy bien desviado por Navarro. Ya nada haría cambiar el resultado final. Un resultado que duele. Por la derrota y el juego. El viernes Tigre enfrentará a Talleres en Córdoba con la esperanza de una noche que lo podamos ver.

 

www.catigre.com.ar