OTRA MANCHA MAS AL TIGRE

manca

OTRA MANCHA MAS AL TIGRE

El equipo de Victoria intentó ser cauteloso en el planteo del partido y de a poco recuperarse luego de la goleada sufrida por Copa Sudamericana, pero no pudo con Arsenal en Sarandí, que con más efectividad que buen fútbol dejó sin nada a Tigre con un 2 a 0 inobjetable. Los de Alfaro deberán dar vuelta la página y dejar atrás una semana para el olvido.

 

 

El Matador intentó llevar la manija del encuentro desde el principio, pero Arsenal, bien plantado sobre el césped y con las líneas muy juntas, metió mucha intensidad a su presión, lo que obligó al equipo de Gustavo Alfaro jugar demasiado con sus volantes centrales, Joaquín Arzura y Horacio Orzán, para intentar salir jugando. Y un inconexo Lucas Wilchez, quien volvía a la titularidad, no encontró los espacios suficientes para comandar al equipo hacia el arco rival.

Quizás por el gran golpe recibido el miércoles ante Huracán por la Sudamericana, a Tigre, le pudo costar caro ese planteamiento tan cercano a su campo, ya que el conjunto que dirige Ricardo Caruso Lombardi tuvo varios acercamientos con peligro hacia el arco de Seba D’Angelo.

Un minuto antes del descanso, el Matador desaprovechó una oportunidad clara con un disparo ajustado de Facundo Sánchez, que se fue muy cerca del palo, tras haberse posicionado en la derecha de forma inmejorable.

Como si de una repetición del primer tiempo se tratara, un Tigre cauteloso se fue alejando de las posibilidades del triunfo y prefirió esperar más allá de lo que propusiera Arsenal, replegando sus líneas y arriesgándose a la caída de su arco.

Faltando 10 minutos para el cierre del partido, que hasta ahí se moría en un 0 a 0 clavado, llegó la jugada del penal. Un empellón de Ernesto Goñi a Fabián Muñóz dentro del área hizo que la decisión de Fernando Ecehnique fuera marcar la pena máxima. El arco de Tigre cayó por primera vez, producto del remate razo y esquinado de Santiago Silva, que dejó sin chances al arquero D’Angelo

Ya en tiempo adicionado, cuando el Matador parecía estar más cerca del empate aunque muy lejor del juego ideal, una mala ejecución de un tiro libre a favor permitió un contragolpe letal para Arsenal, que terminó decretando el 0-2 definitivo. Federico Rasic emprendió en soledad una contra veloz, aprovechando que la defensa se encontraba en el sector de ataque para marcar el segundo.

Otro golpe que castiga a los de Victoria, que más allá de seguir penando las lesiones no logra levantar cabeza y volver al buen juego, aquel que lo supo tener entre los mejores del torneo. De los errores se aprende y esta semana habrá que tomarla como un estudio de lo que no se debe repetir.

>LA FICHA DEL PARTIDO

 

Redacción: Fernando Viale

Fotos: Carlos Borgonovo

www.catigre.com.ar