NO LEVANTA CABEZA

NO LEVANTA CABEZA

Otra oportunidad desperdiciada para sumar de a tres ante un rival que siempre fue esquivo pero que su presente dejaba ver la posibilidad de demostrar una superioridad desde lo que Tigre pudo insinuar ante rivales como Racing y Central, de mayor fuste, que de volver a repetir momentos futbolísticos como en esos partidos, la victoria podía guiñarnos un ojo esta vez. Pero no fue así. Lejos estuvo el equipo de Caruso de repetir fragmentos como en el primer tiempo de Central o la segunda etapa con Racing.

La falta de efectividad es una de las cuentas pendientes de este equipo que si bien las tiene, la deficiencia en el último toque provoca esa sequía goleadora que hoy tiene el conjunto de Caruso.

En el viaducto Tigre sufrió tres llegadas claras del local en los primeros seis minutos, que por el presente similar del rival se mantuvo el cero en el arco de Crivelli. A partir de esas primeras llegadas, Tigre logró nivelar las acciones y también empezó a llegar y a tener sus chances. Sucesiones de errores en la salida del local hacían que Tigre presionando estuviera cerca del área de Santillo con posibilidades concretas de marcar. Lo tuvo Luna con un tiro mordido de afuera del área tras una habilitación de Passerini. También Abero no pudo conectar en el área un pase de Luna y la mas clara, un cabezazo de Bojanich que cruzó el área chica y salió junto al palo. Parejos en llegadas parecía que Tigre terminaba mejor el primer tiempo.

En el segundo y con el ingreso de Pérez García se vio lo mejor de Tigre. Cumpliendo su función de enganche logró tres habilitaciones para poder dejar cara a cara a los delanteros con Santillo. Disparos cerca del palo, una tapada del uno a Chacana, un tiro desviado de Abero fueron algunas de las llegadas pero que no tuvieron el tinte de “claras” porque parecían diluirse a medida que se iban construyendo.

Otra presentación pobre de Tigre y la sensación de estar peleado con el gol y la victoria que se niega en este torneo.

 

www.catigre.com.ar