NI EL TIRO DEL FINAL

NI EL TIRO DEL FINAL

Comenzamos por el final del partido. Por ese último minuto donde Tigre pudo conseguir el empate, pero ni eso. Cuando el remate de Diego Morales, dentro del área chica, fue rechazado por el arquero Arias. Ni siquiera eso. No era merecido, pero hubiese aliviado.

Es obvio que le presente del equipo de Sava, dista largamente de lo que cualquier hincha de Tigre imaginaba, pero las cosas están dadas así. Más allá de esta cruda realidad y a pesar del empate frente a San Martín de San Juan el sábado pasado, había quedado esa sensación de que el equipo podía por la cantidad de situaciones generadas y no concretadas. Pero hoy fue solo una ilusión que duró los primeros veinte minutos del encuentro, porque en ese lapso Tigre se plantó y estuvo a punto de abrir el marcador luego de un cabezazo de Janson rechazado por Arias y el rebote capturado por Cachete Morales se perdió cerca del travesaño. Buena señal que se iba alargando por el despliegue de Castro que a gambeta generaba espacios en la defensa del Halcón.

Bien parado Tigre, intentando jugar en campo adversario. Buen trabajo de contención en Sosa y Cardozo acompañados por Iñiguez que ahogaba a Defensa y permitía al Matador manejar el balón y aprovechar la movilidad de Janson y la búsqueda de Luna. Pero de a poco se fue desdibujando. El equipo del sur ajustó las marcas en el medio campo con un buen trabajo de Jonas Gutierrez y Delgado y así comenzó a llegar más cerca del área de Tigre. Para colmo a los la expulsión de Diego Sosa, algo exagerada la sanción, no solo deja al equipo en inferioridad numérica, sino también le pone fin a ese buen comienzo.

Ingresa Galmarini en lugar de Cardozo y Tigre lo siente, ese hombre menos en la mitad del campo, le quita ese buen trabajo en la pelea por ganar el medio campo. Si bien Defensa comenzaba a dominar, no generaba situaciones claras de gol. Mientras Tigre intentaba acomodarse, el local arremetía. Así se iba la primera etapa en la fría tarde de Florencio Varela.

El segundo tiempo no mostraría nada nuevo. Ingresaba Rincón en lugar del Chino Luna, pero nada cambiaría. Ya Defensa se había hecho dueño de juego y del terreno y lo mostró en el marcador cuando a los doce minutos, Andrés Ríos le gana en el anticipo a Blengio y su cabezazo deja sin chances a Javier García.

De ahí en más el equipo de Beccacece justificó ampliamente el resultado, que pudo haber sido holgado de no ser por la muy buena actuación del arquero de Tigre y no acertar en algunas definiciones. A pesar del ingreso de Mierez por Iñiguez buscando más peso ofensivo, nada cambiaba. Poco había generado el Matador, solo un centro al área que no pudo conectar Blengio cuando estaba solo frente al arquero y ese remate de Morales que señalábamos al principio, fueron las dos únicas jugadas de riesgo. Poco para llegar al empate. Claro que lo pudo haber conseguido más allá de los merecimientos. Pero a Tigre ni el tiro del final le sale.

 

www.catigre.com.ar