MOMENTO DE CONFUSIÓN…

chacana

MOMENTO DE CONFUSIÓN…

Así se mostró Tigre en la noche de ayer. Confundido en sus ideas, en la creación de juego, en la falta de definicón. Luego del buen partido frente a Chacarita, el domingo pasado, se esperaba una actuación convincente del equipo de Caruso. Una actuación donde reafirme lo hecho en San Martín. Pero nada de eso sucedió. Llegaba el equipo entrerriano de  Patronato, con todas sus urgencias por sumar para alejarse de la zona de descenso. Uno piensa esos partidos como los que no se pueden escapar, los que hay que ganar sí o sí, sobre todo jugando de local.

Necesitaba Tigre el triunfo y lo fue a buscar, pero sin demasiada claridad. Se plantó bien el equipo dirigido por Juan Pablo Pumpido, esperando lo que proponía el matador, pero no era demasiado. Un primer tiempo que se planteaba parejo. Los dos intentando sin demasiadas ideas y sin jugadas claras frente a los arcos. Tanto es así que la apertura del marcador a favor de los entrerrianos llegó mediante un tiro libre al área de Tigre, ejecutado por Rivero, que inesperadamente se le coló al arquero Crivelli y a remontar, a remar contra la corriente. Tigre salió a buscarlo, pero chocaba con la defensa de Patronato y sus limitaciones, pero casi o empata cuando un remate bajo y cruzado de Lucas Menossi fue desviado en gran forma, por el arquero Bértoli. Tigre empujaba y sobre el final del primer tiempo un centro que es conectado de cabeza por Stracqualursi,rebote en la rodilla del arquero y Blengio que la empuja dentro del área chica. Telón para el primer tiempo y partido empardado.

Los segundos 45 minutos no trajeron demasiadas novedades en cuanto a la producción de ambos equipos, pero volvió a ser Patronato el que pegó primero. A los 13 minutos en una jugada donde tres jugadores de Patronato le ganaron a seis defensores de Tigre, Balboa conecta de cabeza un centro Ribas por sobre el cuerpo de Crivelli y otra vez en desventaja. Salió a jugársela Tigre. Ingresó Mierez para darle más peso ofensivo, pero no había manera. Para colmo de males el Pato Galmarini sufrió la rotura de ligamentos de su rodilla derecha y estará inactivo entre seis y ocho meses. Ingresó Hong en su reemplazo y fue el delantero el que estuvo a punto de empatar cuando su cabezazo dentro del área se convierte en gol, mal anulado por Baliño, a instancia de su colaborador.

Tigre intentaba y no podía, chocaba contra la defensa de Patronato y su confusión. Los minutos pasaban y crecía la desesperación. Ya sobre el final del encuentro. Tiro libre a favor de Tigre, todos a buscar el centro incluido el arquero Crivelli. Rechazo de la defensa de Patronato, contraataque mortal y Rivero que sella el resultado. Tres a uno que duele. Confunde. Pero recién van tres fechas y el viernes frente a Belgrano, en Córdoba, se abre una nueva historia.

 

www.catigre.com.ar