EL RUGIDO MAS ESPERADO

gol-larrondo-colon

EL RUGIDO MAS ESPERADO

Finalmente el Matador pudo conseguir los primeros 3 puntos fuera de Victoria y lo hizo con astucia y temperamento. Colón tuvo sus chances pero Tigre fue mas preciso y lo lastimó en el segundo tiempo por medio de Marcelo Larrondo, tras un pase exquisito de Facundo Sánchez. Javi García y la defensa fueron una muralla en los minutos finales para aguantar el 1 a 0.

 

Un gol le bastó al Matador para imponerse a domicilio ante un complicado Colón en sus tierras, sin embargo este equipo de Gustavo Alfaro, combativo por sobre todas sus virtudes, que puso el overol y aguantó los últimos minutos en un Cementerio de los Elefantes esperando el error que, por suerte, nunca llegó.

La presencia de Facundo Sánchez sobre el sector derecho, para cubrir la baja de Kevin Itabel y la de Facundo Bertoglio supliendo a un inamovible como Lucas Wilchez en la creación, fueron las apuestas de Alfaro para tratar de lograr la primera victoria en campos ajenos.

Durante el primer tiempo, el equipo tenía muchas dificultades en su zona de creación y el Sabalero iba controlando el partido con comodidad, pero sin acierto en los últimos metros, donde Cristian García y Raúl Becerra fallaban en la definición y eran controlados minuto a minuto por Blengio y González Pírez.

Ya en el epílogo de la primera parte el juego se igualó y Tigre se animó a pisar con frecuencia el área de Colón. Hasta pudo abrir el marcador a los 26 minutos con un remate de Facundo Sánchez, que terminó por arriba del travesaño.

Pasaron 6 minutos de la reanudación y el Matador supo golpear primero. Tras un grosero yerro del defensor local, Lucas Landa, durante el traslado, Facundo Sánchez capturó la redonda sobre la mitad de la cancha y ensayó un pase exquisito de 30 metros, que cayó en en la puerta del área rival buscando un solitario Larrondo que entraba.  El mendocino, dulce ante el arco, definió por abajo el 1 a 0 para Tigre. Era la primera jugada de peligro en el segundo acto y la más clara del partido.

A partir de ese gol de Marcelo Larrondo, el conjunto de Victoria fue renunciando al ataque y se centró en defender su ventaja acumulando valores en el centro del campo. No obstante, se las arregló para mantener a García alejado del peligro.

Solamente se sufrió en los últimos minutos, cuando Colón quemó sus papeles y llegó hasta el fondo, sin hallar el camino correcto porque los de abajo tuvieron el partido perfecto. Hasta el bueno de Javi García desbarató un mano a mano frente a Pablo Ledesma en los segundos finales.

Al apostre, fue Tigre el que terminó festejando ese triunfo esperado, ese que le permite analizar y concluír que afuera también se puede rugir con fuerza, y Gustavo Alfaro sabe que capitalizar estos puntos de visitante es fundamental para mantenerse en la lucha.
>LA FICHA DEL PARTIDO

Redacción: Fernando Viale
Fotos: Carlos Borgonovo

www.catigre.com.ar