El Predio de Inferiores Luis “Nito” San Andrés abrió sus puertas

El Predio de Inferiores Luis “Nito” San Andrés abrió sus puertas

Se hizo esperar pero los cachorros del Club Atlético Tigre, volvieron a jugar en el predio deportivo de Rincón de Milberg. La clasificación a la zona Campeonato fue la frutilla del postre de una jornada importante en la historia de la institución.

La familia Matadora puede sentirse orgullosa por este nuevo logro del Club Atlético Tigre. El último fin de semana los cachorros de la institución volvieron a disputar sus compromisos consiguiendo clasificarse a la zona Campeonato en el predio Luis “Nito” San Andrés, bautizado en homenaje al ex presidente que hace una década empezó a gestar este sueño, cuando estas tierras eran un bañado.

Al respecto el Presidente del Club Atlético Tigre comentó: “Este logro es el resultado del gran trabajo de todos los que quieren a la institución. Si bien los tiempos no fueron los que hubiésemos querido, pudimos culminar las obras más importantes y hoy el predio es una realidad hermosa”.

“Esta Comisión Directiva está muy agradecida  a todos los que dieron una mano y ayudaron desinteresadamente, solo motivados por el amor a estos colores. Aquí está el futuro del Club y tenemos que cuidar al patrimonio más importante que tenemos todos los hinchas del Matador”, finalizó Molinos.

Con un gran estacionamiento interno, baños públicos nuevos y servicios para discapacitados, bancos de suplementes de estreno, y el mejoramiento de la cancha principal el predio de inferiores demostró que tiene todo lo necesario para ser la “joya” de la institución.

Las obras se complementan con los amplios vestuarios de locales y visitantes; y la pensión, en la que actualmente viven, estudian y entrenan 10 jóvenes jugadores. La pensión cuenta con comedor, sala de juegos, cocina completa, dormitorios y sanitarios a nuevo.

Con las mejoras en la cancha Nº 2 y el repaso del campo de juego principal las obras en Rincón estarán finalizadas, dejando totalmente terminado un gran sueño de todos los hinchas y socios del Matador, un predio de inferiores digno de admiración.

Redacción y Fotos: Agustín Pérez Sarlanga