A PURA EMOCIÓN…

A PURA EMOCIÓN…

Noche de recuerdos, de sonrisas, de lágrimas, de agradecimientos y también de fútbol. Este partido frente a Atlético de Rafaela tenía cómo protagonista principal a Carlos Ariel “El Chino Luna”. Su centenar de goles con la camiseta dio lugar al reconocimiento de todo hincha de Tigre, reflejado en cada remera, repartidas antes del partido, con la figura del goleador. En ese globo aeroestático que agradecía cada uno de los cien goles. Ante ese “olé, olé olé olé CHINOOOO CHINOOOO”, el saludo del ídolo se hacía eterno. La familia llegada desde su Piquillín natal acompañaron su salida al campo de juego. Lo esperaba el otro gran mito viviente, Edgardo Luis Paruzzo, para fundirse en un emocionado abrazo. Una mezcla de recuerdos y alegrías. De abrazos y grito de gol. Una noche esperada.

Y hubo un partido de fútbol también. La llegada de Caruso vino de la mano con un triunfo en Entre Ríos y se quería más. Enfrente un descendido equipo rafaelino que quería despedirse de la primera categoría de la mejor manera. Pero Tigre sabe que estos puntos que quedan son importantísimos y había que quedarse con los tres puntos. Y así fue porque Tigre lo buscó y cerca de convertir en un par de jugadas durante el primer tiempo. Un tiro de Menosi dentro del área que fue muy bien despejado por el arquero visitante al corner. El equipo de Caruso apuraba a Rafaela que no llevaba peligro al arco de Javi García. Bien plantado en el fondo y con salida segura desde la mitad del campo, le permitía a Tigre dominar el juego. La más clara del primer tiempo estuvo en los pies de Sosa con un hermoso disparo desde afuera del área fue salvado en gran forma por Lucas Hoyos.

Tigre siguió buscando durante la segunda etapa. Se desprendía muy bien Galmarini por el sector derecho y apunto estuvo de convertir cuando su remate de emboquillada fue despejado en la línea del arco. Los ingresos de Morales, Janson y Mierez, le dieron más consistencia en el ataque y así fue acorralando al visitante. Un centro al área, el cabezazo de Janson del cual dio rebote el arquero y la aparición, como no podía ser de otra manera en su noche de fiesta, del Chino Luna para abrir el marcador a los 29 minutos. De ahí en más todo parecía sobrar.

Los aplausos bajaban emocionados para el goleador. Las gracias de todos los hinchas. La emoción de Carlos Ariel Luna y el triunfo de Tigre…

 

www.catigre.com.ar